La invención del viaje por Juliana González-Rivera

“Quienes cuentan el mundo son los viajeros. Ellos han escrito el mapa de las cosmovisiones de todas las épocas, sus relatos han hecho imaginar desiertos, mundos helados, imperios y tierras prometidas”. Esta premisa es la que describe el libro La invención del viaje de Juliana González-Rivera quien junto a Santiago Tejedor, coordinador del Gabinete de Comunicación y Educación, presentó en la UAB su último trabajo. La periodista cultural y especialista en literatura de viajes compartió con los alumnos del Máster en Periodismo de Viajes su visión y pasión por el mundo de los viajes.

¿Por qué plantear el viaje como una invención? Según la periodista, la invención se germina en el momento exacto en el que se parte hacia un destino, un destino que no se mide en kilómetros y que tiene que ver con las etapas de partida, estancia y, sobre todo, con la de regreso. Precisamente es en las grandes obras de la literatura de viajes donde encontramos la repetición de esta estructura que, como se apuntaba en la premisa inicial, nos ha permitido saber sobre el mundo.

La invención de la que habla la periodista nos hace plantearnos el viaje como uno de esos conceptos un tanto etéreos capaces de cambiarnos la mirada a través del movimiento. “Hay que escribir con el propio cuerpo, siempre en movimiento”. Porque, por encima de todo, el viaje es lo que sucede detrás de los ojos, una sensación y no una acción. El viaje es una promesa en la que vas inventando diferentes versiones de tu ser y que afecta a tu manera de adentrarte en el mundo y entenderlo. De hecho, el concepto de la vida misma entendida como viaje es una de esas “invenciones” que más se identifica con todas estas características. El viaje nos permite cuestionarnos el valor que le otorgamos a cada una de nuestras acciones.

En cuanto al papel que desempeña el viaje en cada perfil de público, según Juliana, resulta muy valioso destacar el hecho de que la gente se mueva más pero viaje menos que nunca. La ya debatida dicotomía entre el turista y el viajero no necesita atribuir más una imagen negativa al turista sino incidir en la importancia de reeducar la mirada de la propia industria, empezando por el diálogo entre lo local y lo extranjero.

El viaje es algo que te golpea. Ya que, como subrayaba la periodista, “no hay mejor privilegio que la elección de la propia vida”, resultaría maravilloso poder elegir siempre disponer del principal poder de los viajes: la capacidad de recrear tu casa en cualquier lugar.

Santiago Tejedor presentando a Juliana González-Rivera en la UAB / Twitter del Gabinete de Comunicación y Educación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s